miércoles, 15 de enero de 2014

Consejos para escribir una novela histórica



No es que yo me considere una experta en el tema, al contrario, soy una aprendiz. Dicen que la práctica hace al maestro. Si queremos aprender a escribir novelas, primero hay que adquirir nociones mediante la lectura. Luego, aventurarnos a realizar un escrito. Tal vez este género de la literatura sea uno de los más complicados debido al esfuerzo que requiere (consultar fuentes, investigar forma de vida de la época). Hacer una novela ambientada en nuestra era puede facilitar las cosas por el hecho de que estamos familiarizados con el entorno. Estos son consejos que he leído en sitios o escuchado de gente con más experiencia. 

1. Debes recordar que estas redactando una obra, no una biografía. Suele pasar en este tipo de novelas que, si esta narrada desde la perspectiva de un personaje, la persona describe los acontecimientos políticos o sociales al pie de la letra. Eso puede volver un poco pesada la lectura. Si al personaje le toco vivir en la época de la caída del muro de Berlin o el fin de la Segunda Guerra Mundial. O un suceso más reciente como la guerra entre USA e Irak. ¿Cómo describiría el acontecimiento a otra persona? Claro que no dirá el número exacto de muertos o los armamentos que portaban. Y ese es un error en las novelas históricas: dar detalles a los cuales el personaje no podría tener acceso. En esos casos es mejor escribirla en tercera persona.

Les pondré el ejemplo de una novela narrada por una niña pobre de nueve años cuya vida se desarrolla en una feroz guerra civil. Es poco creíble que una niñita de bajo estrato social sepa los antecedentes específicos de la guerra. Pero cuando es necesario agregar mas detalles, se puede incluir  algún personaje cercano a la protagonista que este mas enterado de los detalles del conflicto bélico y se los platique a la niña.

2. La redacción no debe ser muy forzada o recargada de palabras rebuscadas. Un vocabulario rimbombante no determina la calidad de un texto literario. 

3. Diálogos entretenidos. Tal vez nos lleguemos a topar con que el trasfondo histórico requiere mucha explicación y pocos diálogos. Hay que tener cuidado, pues puede llegar a ser tedioso para el lector. La novela The Other Boleyn Girl tiene diálogos fluidos que se encargan de narrar los hechos. Los personajes hablan como si no tuvieran ni idea de que, dentro de unos siglos, su historia será extendida por el mundo.

4. Precisión histórica. Claro que se vale agregar ficción, pero escribir una completa mentira sobre los hechos reales puede causar disgusto en muchos lectores. Debe procurar que los añadidos ficticios sean más o menos creíbles. Por ejemplo, "¿Y si Colón encontró algo más al llegar a América?". 

5. Un protagonista llamativo. Tampoco se trata de alterar por completo la personalidad del personaje, sino realzar tanto sus cualidades como sus defectos. No conviene crear una Mary Sue. Es fastidioso un personaje sin ninguna mancha, que hasta sus enemigos terminan amándola. Se supone que estas describiendo a un ser humano. Algunos de ellos son personas que con una decisión cambiaron la historia universal, y ahí es cuando se le puede agregar una motivación especial o que todo fue producto de una decisión tomada al azar con consecuencias inesperadas. 

3 comentarios:

  1. Hola Libby! Me ha encantado la entrada que has puesto sobre como redactar una novela histórica,de hecho me vienen muy bien estos consejos jejeje.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola. Hace tiempo que quería publicarla. Y pues creo que en este aspecto podemos aprender uno de otro...Saludos!! Sabes que si esta sirviendo la pagina de facebook para comunicarnos :D

    ResponderEliminar
  3. El último punto,el de Mary Sue,es algo que en particular en la historia que estoy escribiendo en mi blog me preocupa un poco,no quiero que la protagonista de mi historia lo sea,al menos creo que no lo es @.@

    ResponderEliminar


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...